La Plataforma Contra la Privatización del Canal de Isabel II defiende la gestión municipal del abastecimiento y alcantarillado en Rascafría

La Plataforma reivindica que, en consonancia con el derecho humano al agua, cualquier cambio en el modelo de gestión de los servicios tiene que estar refrendado por la ciudadanía

En junio de 2012 los servicios municipales de abastecimiento de agua y alcantarillado en Rascafría pasaron a estar gestionads por el Canal de Isabel II como resultado de los convenios que, a tal efecto, suscribieron ambas entidades; además, se formalizó un tercer convenio por el que el ayuntamiento de Rascafría se integró en el accionariado de la sociedad anónima Canal de Isabel II Gestión, que estaba destinada a ser privatizada según lo previsto en la Ley 3/2008de 29 de diciembre, de Medidas Fiscales y Administrativas de la Comunidad de Madrid.

La materialización de estos convenios supuso un cambio en la titularidad de la gestión de los servicios de abastecimiento y alcantarillado y en el modelo de relaciones entre el propio ayuntamiento y el Canal de Isabel II, que pasó de estar caracterizado por relaciones de igualdad entre ambas administraciones públicas, a convertirse en mercantil, en el que primaban las relaciones clientelares y de dependencia orgánica, quedando seriamente menoscabada la autonomía municipal.

La mayor parte de la ciudadanía de Rascafría se opuso radicalmente a estos cambios organizándose en torno a la PlataformaCiudadana por la Gestión Pública y Directa del AguadeRascafría, que se convirtió en un instrumento de participación activa, e impulsó un intenso proceso de movilización que desembocó en la convocatoria de una consulta ciudadana sobre la forma de gestionar los servicios de abastecimiento y alcantarillado. El resultado de la consulta, que finalmente tuvo lugar el 26 de abril de 2014, fue abrumadoramente favorable a la gestión municipal de los servicios ya que, con una participación del 64% de la población, el 72% se pronunció por la rescisión los Convenios.

Consecuentemente, el Pleno municipal del 19 de mayo de 2014 decidió rescindir los Convenios suscritos y que los servicios de abastecimiento y alcantarillado fueran gestionados directamente por el ayuntamiento. El impacto de esta decisión, y del proceso participativo que le precedió, fue tal que todas las candidaturas, excepto la del PSOE, que concurrieron a las elecciones locales de 2015, incluyeron en sus programas electorales la defensa de la gestión municipal de estos servicios, y que la candidatura que obtuvo mayor apoyo electoral fue la que surgió de la propia Plataforma de Rascafría, por lo que fue la encargada de conformar el gobierno local, con el firme compromiso de consolidar la gestión municipal.

La Plataforma contra la privatización del Canal de Isabel II (PCPCYII) participó activa y solidariamente en el proceso reivindicativo de la gestión directa del agua, toda vez que era respetuoso con la autonomía municipal y coherente con los criterios transversales que definen el derecho humano al agua, y concretamente con el relativo a la participación pública, que, como resultado de la consulta ciudadana, fue determinante en la decisión de remunicipalizar los servicios. Una vez constituido el gobierno de la Candidatura Vecinal CVRO, la PCPCYII apoyó el proceso de remunicipalización y constató los avances conseguidos en la eficiencia en la prestación de estos servicios, la planificación estratégica y la implementación de instrumentos que permiten la participación ciudadana activa en la gestión de los mismos.

Sin embargo, el proceso de remunicipalización tuvo una oposición frontal por parte del Canal de Isabel II Gestión, quien no dudo en judicializarlo interponiendo sucesivos procedimientos contencioso-administrativos contra el ayuntamiento de Rascafría; pero la oposición tuvo también un frente político que se materializó en primera instancia, en la moción de censura presentada el 6 de noviembre de 2017 y su aprobación en el Pleno del 19 de noviembre que supuso el cese de la anterior alcaldesa. La paralización de la gestión municipal del agua y el alcantarillado fue el resultado de la confluencia de ambos frentes: el actual gobierno municipal, apoyado por el PP, Como Quieres Rascafría y por concejales expulsados del PSOE, se negaron a recurrir en casación la sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Madrid que declara vigentes los convenios que fueron rescindidos en mayo de 2014, a pesar de que los tres informes jurídicos encargados por el actual gobierno son favorables a que se interpusiera. Con esta decisión, el equipo de gobierno actual de Rascafría permitió el cambio del modelo de gestión de los servicios de agua y alcantarillado, a pesar de haber asumido en sus respectivos programas electorales la defensa de la gestión municipal; pero es más, incumplió el mandato político y ético de la consulta ciudadana de abril de 2014 y conculcó el derecho humano al agua al adoptarla sin la participación de la ciudadanía de Rascafría.

La PCPCYII denuncia este déficit democrático en el cambio del modelo de gestión y la inconsecuencia del actual gobierno de Rascafría que ha actuado en connivencia con Canal de Isabel II SA sin haber consultado a la ciudadanía de Rascafría la decisión de cambiar el modelo de gestión de los servicios de agua y alcantarillado, que es una cuestión fundamental que afecta al derecho humano al agua. En este sentido, la PCPCYII apoyará las iniciativas participativas que en el futuro emprenda la ciudadanía de Rascafría tendentes a remunicipalizar los servicios de agua y alcantarillado.

Febrero 2019

Comparte:

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *