Un documento de Dragados refuerza las sospechas de la UCO de que el Canal de Isabel II urdió el pelotazo del clan de Ignacio González

Un documento ahora incorporado al sumario de la Operación Lezo ha reforzado las sospechas que ya albergaban los investigadores sobre el pelotazo que la construcción de un campo de golf en el centro de Madrid proporcionó a partir de 2006 al clan familiar de Ignacio González, entonces número dos de Esperanza Aguirre y más tarde presidente de la Comunidad.

Promovido por el Canal de Isabel II, la mayor empresa pública de Madrid y que hasta 2012 tuvo como máximo responsable al propio González, la construcción del campo de Chamberí fue adjudicada a Dragados. Primero, y para la instalación del césped artificial, la empresa de Florentino Pérez subcontrató a la empresa Tecnoconcret, prácticamente sin actividad y de la que era accionista el cuñado del político madrileño. Y luego le dio entrada en el consorcio al que el Canal de Isabel II adjudicó la explotación del campo. Por la instalación del césped y como ya desveló infoLibre, Tecnoconcret cobró de Dragados tres millones. Una vez descontado lo que pagó a un subcontratista por la ejecución real de los trabajos, Tecnoconcret se reservó una comisión neta de 600.000 euros.

El documento que ahora ha conducido a la Unidad Central Operativa (UCO) de la Guardia Civil a «inferir» que la contratación de Tecnoconcret por Dragados pudo ser fruto de instrucciones expresas cursadas por el Canal de Isabel II es un cuadro de ofertas elaborado por la constructora y aportado por sus representantes a requerimiento del juez de la Audiencia Nacional que instruye el caso, Manuel García Castellón. En la esquina inferior derecha del cuadro, justo debajo de la columna correspondiente a la oferta presentada por Tecnoconcret y en el apartado «Observaciones», aparece la siguiente leyenda: «A Pet CYII».

«Hay que tener en cuenta que entre la documentación aportada por Dragados –dice un informe de la UCO fechado el pasado 8 de agosto– se ha hallado un documento denominado «cuadro comparativo de ofertas», relativo al hoyo número 4 «golf prueba», en el que se observa la inscripción «A Pet CYII» en el apartado observaciones de la columna donde se consignaba la oferta económica de Tecnoconcret». De esa anotación, prosigue el texto, «se infiere que la contratación de esta sociedad por parte de ACS-Dragados podría haberse realizado a petición del CYII [Canal de Isabel II]».

Las explicaciones de Dragados

Tras recibir ese informe, el juez  reclamó a Dragados que explicase el significado exacto de esa anotación. La respuesta de la constructora, a la que ha tenido acceso este periódico, dice que, «consultado el jefe de obra»–es decir, el del campo de golf inaugurado por Esperanza Aguirre en marzo de 2007 y cuyas presuntas y múltiples irregularidades ya fueron denunciadas sin consecuencias ese año tanto por la prensa como por los vecinos–, este «cree recordar» lo siguiente: «Que se refiere a que fue a petición del Canal de Isabel II por lo que se restringió inicialmente la contratación de la instalación del césped a un hoyo de prueba, concretamente el hoyo 4 y que, según resulta de la propia hoja comparativa que se acompaña al requerimiento, el contrato se adjudicó a la mejor oferta técnica y económica, que fue la presentada por Tecnoconcret».

El texto no aclara por qué si lo que se hizo «a petición del Canal de Isabel II» fue contratar en primera instancia solo un hoyo de prueba, la anotación remarcada por la Guardia Civil figura solo en la columna de Tecnoconcret y no, por ejemplo, también bajo las de las otras tres empresas que presentaron ofertas, todas ellas, en efecto, de cuantía superior. O junto al enunciado que explica el contenido del cuadro. Ese enunciado expone que el objeto del contrato es justamente el «Hoyo nº 4 Golf Prueba».

Dragados tampoco explica qué compartimentos del cuadro, que solo contiene cifras de precios, constatan la mejor calidad técnica de Tecnoconcret. De hecho, distintos testigos han admitido a lo largo de la investigación que Tecnoconcret no hizo nada en realidad. La empresa en la que participaba José Juan Caballero, cuñado de Ignacio González, que había sido subcontratada por Dragados, subcontrató de hecho a su vez a otra mercantil especializada en instalación de césped artificial. Uno de los socios de esa mercantil, Onlygolf, declaró hace más de un año que el único sentido de la presencia de Tecnoconcret era «malversar y robar».

El informe de la Guardia Civil destaca que ya en octubre de 2017 el antiguo jefe de la división de arquitectura del Canal de Isabel II, que declaró como testigo, afirmó «que la instalación concreta de césped artificial fue un tema «especial» y que su instalación fue un asunto controlado-decidido» por un arquitecto que ya ha muerto.  El testigo declaró –narra la UCO– que «le parece que efectivamente algún responsable del CYJ1 podría haber orientado a Dragados para que subcontrataran a Tecnoconcret y que sospecha que pudiera haber sido Adrián Martín López de las Huertas». En 2006,  Martín López de las Huertas, igualmente imputado en la Operación Lezo, era director de Innovación del Canal de Isabel II. En julio de 2009 ascendió al cargo de gerente, en el que permaneció hasta 2016.

La UCO también tomó declaración a quien ostentaba el puesto de jefe de obra de Dragados en 2006. El testigo confirmó «la relación de Tecnoconcret y José Juan Caballero». Para la Guardia Civil ese punto posee relevancia por cuando, teóricamente, la sociedad Ecosistemas SL, a través de la cual Caballero se incorporó a Tecnoconcret, no entró en su accionariado «hasta el año 2008».

Fuente: AliciaGutiérrez  https://www.infolibre.es/noticias/politica/2018/11/06/un_documento_inedito_refuerza_las_sospechas_uco_que_canal_isabel_urdio_pelotazo_del_clan_ignacio_gonzalez_88495_1012.html

Comparte:

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *